pintura: hugo urlacher

jueves, 11 de septiembre de 2014

Viento


Que el viento se doble y silbe, que atrape el silencio de unos labios voladores en un sueño de avispas y mariposas. Que parezca excesivo, que no importen los colores, que se confíe en los ojos propios. Ya habrá tiempo para reunir pruebas, para entender el mundo suspendido de las estrellas y acercarme a la voz del antifonista, para encontrar esa energía sin que el viento me sostenga. Vengo con un destino incluido en los pasadizos de un árbol siempre en flor. A veces, unas manos rozan mi alma, dos alas hablan con un ritmo de amor que suena a fantasía, y al otro día lo olvido todo.
.


todo menos la felicidad
MabelBE

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Un espacio sin mal

Ser inconsciente desnudo, liana activa que remodela ademanes de huída o de amarra. Vivir en el constante juego del pensar. Basta de borrar impunemente cadenas de diálogo, basta de nostalgia en los poros, basta de maestros que humillan.

MabelBE

sábado, 6 de septiembre de 2014

Memoria poética de amor

Parece como si existiera en el cerebro una región totalmente específica, que podría denominarse "memoria poética", y que registrara aquello que nos ha conmovido, encantado, que ha hecho hermosa nuestra vida. La chica hablaba de la tormenta, sonreía al recordarla y él la miraba asombrado y casi sentía vergüenza: ella había vivido algo hermoso junto a él y él no lo había vivido con ella. El doble modo en que la memoria de los dos había reaccionado ante la tormenta nocturna contenía toda la diferencia que hay entre el amor y el no-amor. Al emplear la palabra no-amor, no quiero decir que tuviera una relación cínica con esa chica ni que sólo la reconociese como objeto sexual, por el contrario, la apreciaba como amiga, estimaba su carácter, estaba dispuesto a echarle una mano siempre que lo necesitase. No fue él quien se comportó mal con ella, la que se comportó mal fue su memoria que, por su cuenta y sin la intervención de él, la expulsó de la esfera del amor. Desde que conoció a Teresa ninguna mujer tenía derecho a imprimir en esa parte del cerebro ni la más fugaz de las huellas. Teresa ocupaba despóticamente su memoria poética y había barrido de ella las huellas de las demás chicas / La insoportable levedad del ser. Milán Kundera.

sábado, 23 de agosto de 2014

Construye tus alas mientras caes

-Una Máxima tuya es «Arrójate del precipicio y construye tus alas mientras caes». ¿Alguna vez ha habido un momento en tu vida, cuando tú te has arrojado y no has sido capaz de construir tus alas a tiempo?. -Toda mi vida me he arrojado del precipicio, y he construido mis alas. Ha funcionado en cada momento. Nunca falla. / Entrevista a Ray Bradbury, por Rachel Goldstein. 2010.

sábado, 16 de agosto de 2014

El eco


Pero al brote también sirve de mucho
descansar en el tiempo del descanso,
dejarse llevar por un río manso
cuyas gotas son el eco de no lucho,
permanecer sentado en la ladera
de la montaña azul, luz que silencia
el desparpajo en mis ojos sin cadencia
y, entre el latir, el ave y la pradera
respiran sueños... ¿qué música eterna
será la que destine y que nos una
en el centro de un día, cualquier día,
conmovido y cotidiano, o desangrado,
un concepto de poesía sempiterna?

MabelBE

sponfeldner

sponfeldner

· seguir por mail ·